Contacto: +34 96 157 43 99 |charcuteria@ohjamon.com

Oh Jamón

Productos ibéricos y gourmet en Torrent

Frutos secos, el superalimento de otoño.

nueces-y-almendras

Llega el frío y las navidades se acercan. En el mercado encontramos más frutos secos de los habitual, época de almendras y castañas asadas, en nuestras mesas aparecerán en breve avellanas y nueces. Y muchos cometeremos el error de no probarlas porque dicen que engordan.

Es cierto que los frutos secos contienen bastante grasa, por su alta concentración calórica. Pero esa grasa no es tan mala como creemos y además esa concentración también es alta en nutrientes y propiedades muy beneficiosas para nuestro cuerpo. Es más, en muchas dietas recomiendan frutos secos como las nueces para ayudar a adelgazar.

Resumamos sus propiedades: Son ricas en grasas insaturadas, esas que ayudan a reducir los niveles de colesterol “malo” y aumentar el “bueno”, contienen ácidos grasos oleicos y omega 3, son ricas en antioxidantes y vitaminas como la C y la E, necesarias para combatir el envejecimiento de nuestras células.

Algo interesante: contienen ácido fólico, que nos ayuda a reducir el estrés y puede combatir el síndrome premenstrual. Son además una fuente fibra y minerales, potasio, calcio, fósforo, hierro, zinc, entre otros.

¿Todos son buenos? Depende. Los más recomendables: nueces, almendras y avellanas. Las nueces nos ayudarán a combatir el colesterol y mantener el peso por su capacidad saciante y su contenido en fibra. Además su aporte de vitamina B y ácido fólico nos ayudará a mantenernos jóvenes. Las almendras y avellanas son una fuente extraordinaria de calcio y vitamina E. Comparten además propiedades saciantes y antioxidantes. Sin duda estos tres pequeños frutos pueden y deben ser unos buenos compañeros en estos próximos meses.